consumo responsable

Propuestas para un consumo de energía responsable

Un reto para el planeta, un reto en tu vida diaria

Si te digo que, según las previsiones, si la población mundial alcanza los 9.600 millones de habitantes en 2050, mantener nuestro estilo de vida necesitará recursos equivalentes a casi tres planetas Tierra ¿Qué me dirías? Según la ONU , si no actuamos para cambiar nuestras modalidades de consumo y de producción de la energía, vamos a causar daños irreversibles al medio ambiente. No habrá marcha atrás para poder arreglar el desastre que se avecina.

consumo responsable

¿Qué puedo hacer yo para cambiar el mundo?

consumo responsable

La primera reflexión que puede surgirte es: «¿qué podría hacer yo para cambiar el mundo?«. Si parece que gobiernos, organizaciones internacionales y los líderes mundiales no acaban de entenderse para resolver los problemas que aquejan al planeta. Aunque te suene extraño puedes hacer muchas cosas si aplicas la máxima de “piensa global y actúa local”. Por suerte, son acciones facilísimas que podemos introducir en nuestra rutina diaria y que, si todos las hacemos, podemos lograr grandes cambios. La suma de cambios individuales es la clave de cambios estructurales a escala planetaria para el beneficio de todos ¿Te atreves? , ¿a qué estamos esperando?

A continuación, te contamos unos cuantos trucos para consumir energía de forma sostenible, y de paso, puedes ahorrar bastante dinero.

El consumo de energía a examen

  • La electricidad está muy cara, aunque se están produciendo cambios en las tarifas y se amplía la liberalización del sector, todo indica que seguiremos pagando más impuestos que energía en los próximos años y con unas facturas cada vez más difíciles de interpretar.
entender factura luz
Nuestra primera sugerencia es que de forma progresiva sustituyas los electrodomésticos viejos por nuevos modelos con eficiencia energética. Fíjate en esta etiqueta y apuesta por el color verde.
  • Sustituye, en cuanto puedas, todas las bombillas de siempre por bombillas de bajo consumo el ahorro en electricidad es notable ¡En torno a 35% menos de consumo! Por otro lado, la tecnología LED (Diodo) supera a las bombillas de bajo consumo en eficiencia energética, toda la energía va a dar luz y no generan calor, en horas de vida serían entre 50.000 a 100.000 horas (unos 50 años). La gran diferencia entre las bombillas de bajo consumo y las bombillas LED es que éstas últimas no contienen ningún elemento tóxico y alcanzan el 100% de su rendimiento desde que las encendemos. Las bombillas de bajo consumo tienen que ser recicladas, con tratamiento de residuos peligrosos, algo que se desconoce en general. Ojo al dato: si todas las personas del mundo utilizarán bombillas de bajo consumo, el mundo se ahorraría 120.000 millones de dólares al año.
consumo responsable
Hoy por hoy las bombillas LED (Light Emitting Diode) son un poco más caras, pero hazte a la idea de que este sistema de iluminación tiene un consumo un 50% inferior si lo comparas con bombillas de bajo consumo y alrededor de un 85% inferior si lo comparas con bombillas incandescentes ¿Cuántas bombillas tienes en casa? Imagina todo lo que podrías ahorrar.
  • Diversos informes revelan que el uso de los electrodomésticos representa alrededor de un 50% del consumo energético del hogar. Úsalos en las horas de tarifa reducida con el sistema de energía PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor ) .
    • Llena bien la lavadora, usa programas cortos y seca las cosas al aire.
    • Evita precalentar el horno durante un tiempo excesivo (la mayoría de las veces es innecesario tanto tiempo)
    • Cuando planches reúne una buena cantidad de ropa. Recuerda que arrancar la plancha consume muchísimo.
    • Ajusta tu termostato, más bajo en invierno (tira de «mantita» porque cada grado que sube la temperatura en tu hogar es un 7% más de factura) y más alto en verano (usa una climatización a 22º).
    • Toma duchas cortas (5-10 minutos), bañarse está genial, pero son muchos más litros de agua que hay que calentar, además malgastamos el agua, un bien cada día más escaso.
    • Aísla las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética.
    • Desconecta completamente los equipos que no se estén usando: puedes llegar a ahorrar hasta el 7% del consumo eléctrico de tu casa.
    • Atento a este dato: los hogares consumen el 29% de la energía mundial y, en consecuencia, contribuyen al 21% de las emisiones de CO2 resultantes. Sería interesante que empezásemos a compensar nuestras emisiones de CO2 en nuestra vida diaria. Aquí tienes la calculadora de la ONU para hacerlo. Esto es el consumo responsable, gastar menos para ayudar más al planeta.
lupbak
Fuente: Lupbak
Es posible controlar el precio de la luz desde tu móvil, existen apps como Lupbak, para saber cuánto cuesta el kilovatio por hora de forma precisa a lo largo de todo el día, antes de ponerte a usar cualquier electrodoméstico.
  • Investiga en Internet y compra solo en empresas que sepas que aplican prácticas sostenibles en la generación energética y que no dañan el medio ambiente.
  • ¡Lo solar está de moda! Actualmente existe también la posibilidad de instalar paneles solares sobre el tejado de tu edificio a título individual o gestionado a través de la comunidad de vecinos. De este modo, también se reducirá tu factura de electricidad.
consumo responsable

¡Todo empieza por ti! La clave es que un consumo responsable de energía lleva a que su producción sea responsable y en consecuencia el impacto sobre el planeta sea sostenible

consumo responsable

Es cierto que a veces hay que hacer inversiones para ahorrar y ser disciplinado con los hábitos de consumo, pero merece la pena. Al final verás que son muchos los euros que te ahorras anualmente con este tipo de consumo inteligente. Nuestro planeta, es nuestro hogar, tenemos que cuidarlo.

Y tú Tipper, ¿tienes algún truco interesante para ahorrar energía? ¡Haznos saber cómo ayudas a salvar el planeta a través de un consumo responsable!